contec proyectos y obras

Cómo ha evolucionado la logística minorista en los últimos 100 años

Hoy en día, las compras en línea son un lugar común y han cambiado radicalmente la forma en que los consumidores compran bienes. De hecho, el mercado de comercio electrónico de EE. UU. creció más del 26 % en 2018 y se espera que continúe creciendo al menos un 20 % anual durante los próximos tres años.

Este crecimiento ha llevado a una demanda de redes de distribución más rápidas y eficientes que puedan igualar la velocidad y la escala actuales de los minoristas de comercio electrónico. Lo mismo puede decirse de la logística minorista (RL), que ha evolucionado considerablemente en los últimos 100 años.

Desde el software de automatización de almacenes hasta la tecnología de dispositivos móviles, la logística minorista ha evolucionado de un proceso manual de alto costo a una industria de alta tecnología basada en datos que es esencial para el éxito de cualquier minorista o fabricante.

Esta publicación de blog explorará algunos aspectos clave de la logística minorista a través de la lente de su centenario y explicará por qué es tan vital para la estrategia de crecimiento, la eficiencia de las operaciones y la ventaja competitiva de su empresa.

Historia de la logística minorista

El primer intento registrado de automatizar el proceso de distribución se produjo en la década de 1920, cuando se implantaron los primeros sistemas comerciales.

La automatización siempre fue un objetivo, pero siempre fue difícil debido a la falta de tecnología y al alto coste de los sistemas especializados. A medida que la industria seguía creciendo, se ponían de manifiesto los retos de la gestión de grandes redes distribuidas.

No fue hasta finales de los años 60 cuando se implantaron los primeros sistemas de distribución automatizados a gran escala, gracias a las mejoras en la tecnología de automatización y a la creación de redes de distribución estándar de alta calidad.

Junto con el crecimiento del mercado minorista y la aparición del sector de los bienes de consumo rápido (FMCG), surgió el sistema moderno de distribución minorista. Con el cambio de milenio, empezaron a aparecer los primeros minoristas de comercio electrónico y el crecimiento de las compras en línea siguió acelerándose.

¿Cómo mejorar la fiabilidad y la eficacia de la logística minorista?

La mejora de la fiabilidad va más allá de la mera automatización de los procesos. Significa garantizar que los activos correctos lleguen al lugar correcto en el momento adecuado. También significa tener una red de transporte y distribución fiable y eficiente.

Tanto si se trata de un único almacén como de una red de ubicaciones y activos, todos estos elementos deben funcionar conjuntamente para garantizar la fiabilidad de las operaciones. Para mejorar la fiabilidad, debe tener un claro conocimiento de sus operaciones.

También debe relacionar todas sus operaciones para ver dónde son posibles las mejoras. Este conocimiento ayudará a su departamento de logística a tomar decisiones informadas sobre la optimización de sus operaciones.

¿Qué son los asistentes virtuales?

Los asistentes virtuales son sistemas informáticos que actúan como enlace entre los operadores humanos y otras tecnologías. Por lo general, un asistente virtual se aloja en una ubicación centralizada y utiliza la visión por ordenador para rastrear y supervisar los activos y las operaciones dentro del entorno logístico.

Mientras que algunos asistentes virtuales pueden encargarse de tareas sencillas, como el cálculo de una ruta, otros pueden encargarse de tareas más complejas, como la clasificación automática del inventario.

La asistencia en las operaciones, como las rutas, puede liberar a los operadores humanos para que se centren en tareas de mayor valor añadido, como la previsión de la demanda o la resolución de los problemas que surjan.

Si el seguimiento de los activos es un requisito, un asistente virtual puede proporcionar datos en tiempo real sobre la ubicación de los activos, como por ejemplo si están en ruta o en una ubicación específica. Estos datos pueden utilizarse para resolver problemas, como la desaparición de un activo.

Algunos asistentes virtuales están diseñados para trabajar con tipos específicos de activos, como un asistente virtual que trabaja con un almacén para proporcionar datos en tiempo real sobre la ubicación de los activos dentro del almacén.

Robots en el comercio minorista: Sustitución de las pujas manuales

A medida que crecía el comercio electrónico, también lo hacía la necesidad de redes de distribución más rápidas y eficientes. Las expectativas de los clientes en cuanto a velocidad y calidad de servicio aumentaron, lo que creó la necesidad de nuevos equipos y tecnologías que pudieran satisfacer estas expectativas.

La introducción de robots en el comercio minorista puso de manifiesto un problema clave en la industria logística: la licitación manual. En este proceso intervienen operadores humanos que utilizan dispositivos manuales para crear mapas digitales de las ubicaciones de los inventarios. A medida que los activos se mueven por el almacén, los mapas se actualizan para mostrar dónde se encuentran los activos. Sin embargo, estos mapas pueden ser inexactos.

El resultado es que a menudo se deja el inventario en una ubicación incorrecta, lo que provoca retrasos en las entregas y pérdidas de ventas. Este problema se ve agravado por la evolución de la red de distribución moderna, que ha llevado a la necesidad de rutas más cortas y menos espacio entre las tiendas, lo que ejerce aún más presión sobre la precisión del inventario.

Los robots se han utilizado para hacer frente a la oferta manual. Pueden realizar funciones de gestión de inventarios y ayudar en la planificación de rutas y el seguimiento de activos, lo que puede liberar a los operarios humanos para que se centren en tareas de mayor valor añadido, como la previsión de la demanda o la resolución de los problemas que surjan.

Los robots también pueden desempeñar estas funciones de forma autónoma, lo que puede permitir las operaciones 24 horas al día, 7 días a la semana. Este es un factor importante para los minoristas, ya que la mayoría de los consumidores esperan poder comprar en línea y recibir sus productos el mismo día.

Tecnología para el seguimiento de activos y la supervisión de su estado

Las soluciones actuales de seguimiento de activos pueden integrarse perfectamente con asistentes virtuales y otras tecnologías para proporcionar datos en tiempo real. Muchas soluciones de seguimiento de activos están construidas en la nube.

Esto le permite escalar sus operaciones sin tener que comprar y gestionar hardware costoso, lo que lo hace más atractivo para los minoristas más pequeños. El seguimiento de activos moderno también puede ofrecer funciones adicionales, como la supervisión del estado, que puede detectar si un activo está roto o defectuoso.

Esta información puede utilizarse para resolver problemas, como la falta de activos o los retrasos en las entregas causados por activos rotos. El seguimiento moderno de activos también permite ver y gestionar fácilmente los datos de los activos, como la visualización de un historial de movimientos y la asignación de permisos específicos.

Conclusión

En este artículo centenario, veremos la evolución de la logística del comercio minorista y cómo ha cambiado en los últimos 100 años, así como algunos de los principales avances tecnológicos que han permitido a los minoristas mejorar la fiabilidad y la eficiencia de sus operaciones.

También hablaremos de cómo los robots en el comercio minorista han sustituido a la puja manual como método de gestión de inventarios y de control del estado, así como de la evolución del seguimiento de activos. Esperamos que con este artículo aprenda un par de cosas para mejorar el rendimiento logístico de su empresa.

Deja un comentario

3 × cuatro =